¿Cómo afecta el divorcio a la propiedad empresarial?

undefined¿Es dueño de un negocio que está contemplando el divorcio? Ya sea que usted y su cónyuge dirijan su negocio juntos o se trate de un asunto separado, será necesario abordarlo en el divorcio. Entonces, ¿cómo decide de manera justa cómo manejar la división de una empresa? Le pedimos al Contador Público Certificado (CPA), Darren Hall, que nos explicara algunos de los conceptos básicos de este proceso.

Ya sea que el negocio sea administrado por un solo cónyuge o ambos, Hall afirma que es importante eliminar sus emociones del proceso lo mejor que pueda, y recuerde que ahora se trata de una transacción comercial.

“Cuando estás en el punto en que te enfrentas a un divorcio, una de las principales preocupaciones es qué va a pasar con el negocio. Podría ser que para una pareja, sea su supervivencia, sea su bebé. Es lo que han hecho, es lo que quieren seguir haciendo. Y existen serias preocupaciones de que tendrá que venderse o liquidarse, o de que no se pueda conservar porque habrá que pagar al otro socio”, dice Hall. “Lo primero que debe hacer es recordar que ahora se encuentra en un punto en el que el matrimonio terminó y ahora está considerando todo como una transacción comercial. Entonces, ¿cómo va a llegar al objetivo final que desea, que es mantener su negocio, separarlo de su cónyuge, conseguirle a su cónyuge su parte de los activos y seguir adelante?"

El primer paso y el más importante para dividir un negocio en un divorcio es determinar el valor del negocio.

“Si miras una propiedad inmobiliaria o un vehículo, es fácil averiguar cuánto vale. Para la mayoría de las cosas, el valor se puede determinar fácilmente. Para las empresas, es mucho más difícil”, dice Hall. “Hay todo un grupo de profesionales que se ocupan de eso; se les llama analistas de valoración certificados ".

Hall explicó que hay varios métodos que los analistas de valoración certificados pueden emplear para ayudarlo a determinar el valor de su negocio. Cualquiera que sea el método que se utilice, una vez que se complete el proceso, los cónyuges que se divorcian deberán decidir cómo quieren dividir su negocio, junto con sus otros activos. Aunque las leyes estatales varían en cuanto a cómo se divide la propiedad (por ejemplo, propiedad comunitaria contra división equitativa), el objetivo general es que los activos se dividan 50/50, o de una manera que se considere justa y equitativa.

“Frecuentemente lo que sucede es que tendrá una casa que vale $500,000, algunos otros activos pequeños que realmente no son significativos, y luego tendrá un negocio que vale $2 millones. Y no hay forma de hacer una división equitativa, porque un activo es demasiado grande”, dice Hall. "En ese caso, existe la opción de vender el negocio a una tercera parte y dividir el dinero, existe la opción de que un socio compre los intereses del otro cónyuge, y la tercera opción es que uno de los cónyuges obtenga una parte más grande del activo que el otro ".

Una consideración importante que todos los dueños de negocios deben tener en cuenta al negociar la división de activos en un divorcio, es el rollo que inevitablemente jugarán los impuestos.

“Una cosa clave que mucha gente se le olvida frecuentemente es que no es suficiente decir: 'Usted tiene un millón de dólares en activos y yo tengo un millón de dólares en activos'”, dice Hall. “Esto se debe a que los activos tienen algo que se llama base, y la base determina cuál será la tributación de esos activos cuando finalmente se vendan. Por lo tanto, todos los activos en un acuerdo de divorcio siempre deben ajustarse con impuestos a su valor después de impuestos ".

Cuando se le preguntó si es posible o prudente que los socios que se divorcian sigan siendo copropietarios de un negocio, Hall afirma que esta opción a veces puede ser beneficiosa para ambas partes, suponiendo que puedan continuar trabajando juntos con éxito.

“A veces puede ser muy beneficioso, desde el punto de vista fiscal, que los socios dividan la empresa y sigan siendo copropietarios. Como dije al principio, estás en el punto en el que tu matrimonio ha terminado. Debe eliminar la emoción y comenzar a verlo como una transacción comercial preguntando: '¿Cómo nos aseguramos de que cada uno de nosotros salga de esto lo mejor que podamos?' Y, la mayoría del tiempo, si ambos socios permanecen en el negocio, eso puede crear un resultado fenomenal debido a la transferencia de ingresos del contribuyente de mayores ingresos al contribuyente de menores ingresos, lo que puede resultar en algunos ahorros fiscales que pueden ser divididos por ambas partes”, dice Hall.

Aunque el proceso de decidir cómo dividir una empresa en un divorcio no es simple, existen opciones disponibles para ambas partes que pueden garantizar que se tome una decisión justa. Si usted es propietario de un negocio y está considerando divorciarse, puede escuchar la entrevista completa de Darren, donde habla sobre los detalles de los procesos necesarios para evaluar y dividir un negocio, en nuestro podcast Modern Family Matters.

Categories: