Ideas Creativas Para Motivar a Los Niños a Medida que se Aproxima la Educación en Línea

undefinedRecientemente, invitamos la Analista Conductual, Chris Messina, a unirse a nuestro evento de Facebook Live para discutir acerca de cómo los padres pueden motivar a sus hijos a medida que se adentran a un semestre de otoño de aprendizaje virtual, mientras mantienen expectativas realistas y prácticas para ellos mismos. Dividimos muestro Facebook Live en cinco partes para exponer los puntos principales que Chris nos recomienda:

Replantearse sus Expectativas

Según Messina, el paso más grande que los padres pueden dar para tener éxito durante este tiempo es volver a priorizar sus expectativas para sí mismos como padres, así como también para sus hijos. Las expectativas deben y tienen que, ser cambiadas y modificadas.

“La realidad es que, si esperamos ser las mismas personas y tener las mismas experiencias que teníamos antes de la pandemia, nos estaremos preparando para el fracaso incluso antes de comenzar”, dice Messina.

Un ejercicio práctico que recomienda Messina es sentarse con notas adhesivas y comenzar a crear listas de expectativas prácticas para usted y sus hijos.

“Literalmente, saque algunas notas adhesivas y haga una colección de las expectativas que tiene de sí mismo, luego haga una colección de las expectativas que tiene de su hijo”, dice Messina. “Y luego reconsidere los puntos esenciales y analice detenidamente en qué consistirán estos. No podremos manejar las cosas de la misma manera que lo hicimos antes, cuando intentábamos trabajar a tiempo completo, y tratábamos de controlar el comportamiento de nuestros hijos en casa y monitorear su educación. Entonces, incluso si realizar estos cambios implica reducir, o disminuir lo que sea, podemos sentirnos incómodos con ello, pero es necesario hacerlo, de lo contrario, nos prepararemos para una constante decepción ".

Su Hijo Podría Tener un Rendimiento Distinto en el Hogar: Muestre Empatía

Según Messina, el entorno de un niño en el hogar puede tener un gran impacto en su desempeño, por lo que es importante que los padres reconozcan que no es su responsabilidad, ni es posible, recrear la misma experiencia para los niños que aprenden virtualmente desde casa. Más bien, es una oportunidad única para mostrar empatía.

“Escucho a muchos padres decir: 'Mis hijos deberían poder esto o lo otro. Pueden hacer esto en la escuela, deberían poder hacerlo en casa también ", dice Messina. “Pero la realidad del comportamiento es que incluso si [los niños] tienen una habilidad en su repertorio—o que sean capaces de hacer algo en la escuela [pero que en casa se les dificulte]—debemos siempre recordar que las condiciones en la escuela son completamente diferentes a las condiciones en casa. Nuestro comportamiento es determinado en gran medida por nuestro entorno. Y la verdad es que las influencias sociales en la escuela tienen mucho peso en el comportamiento de nuestro hijo. Así que ahora olvídese de todo eso, es una tarea difícil pretender que como padres debemos autoimponernos el deber de poder replicar todo esto de alguna manera, simplemente no es posible".

Messina les recuerda a los padres que establecer expectativas realistas para los niños en estos escenarios y ser empáticos es clave para controlar la ansiedad y tener éxito en el aprendizaje virtual.

“Se dará cuenta de que los niños que son capaces de realizar algo en la escuela podrían tener dificultades para hacer la misma tarea en casa, y eso requerirá que resolvamos problemas en conjunto con ellos. Pero consulte la lista de expectativas: si espera que el comportamiento de su hijo en casa sea exactamente igual a como lo hace en la escuela, no estoy segura de que esta sea una expectativa realista para ellos. En el centro [de esto] está la necesidad de sentir empatía y relacionarnos con nuestros hijos, para que luego podamos colaborar con ellos y así poder encontrar soluciones con las que ambos podamos vivir”, dice Messina.

Enfocarse en Forjar Relaciones

Un lado positivo del aprendizaje virtual es la oportunidad de aprovechar el tiempo con sus hijos. Tómese este tiempo para practicar la empatía y forjar relaciones con ellos.

“Acá hay una buena oportunidad, mientras todos tratamos de lidiar con la ansiedad, de ver un verdadero lado positivo, el cual es la construcción de relaciones con nuestros hijos”, dice Messina. “Quiero decir, ¿cuándo hemos tenido tanto tiempo para dedicarlo a nuestros hijos? Es probable que al concentrarse en la conexión y la empatía que pueda llegar a tener con su hijo y reconocer que es una lucha que están afrontando juntos como familia, la cual es una situación única para que los niños y adultos se esfuercen de manera similar, sea lo más importante que usted puede hacer."

Cada familia puede construir relaciones de forma diferente. Algunos pueden disfrutar de cocinar comidas caseras y tener una alimentación saludable juntos, para otros podría significar crear un club de lectura o programar actividades familiares juntas.

“Existen un millón de maneras en las que puede darse, pero creo que es bastante prudente pensar en tener metas que realmente tengan una base para la construcción de relaciones”, dice Messina.

No Tiene que Hacerse Cargo de Todo

No es raro que los padres tengan la sensación de tener que hacerlo todo. De repente, los padres han sido catapultados a un escenario en el que intentan hacer milagros con tal de tener todo bajo control.

“Creo que, para los padres, la tendencia es sentir que 'tengo que ser un maestro y tengo que ser un consejero, [por encima de todo lo demás]'. Pero no, no es así”, dice Messina.

Más bien, Messina incita encarecidamente a los padres a aprovechar los recursos que están disponibles para los niños, especialmente a través de la escuela.

“Abogue por sus hijos para que puedan obtener el apoyo que necesitan, pero no trate de hacerse cargo de desempeñar todos estos roles. Será una locura y, literalmente, no podrá hacerlo”, dice Messina. “Si su hijo se encuentra en una situación preocupante que pueda afectar su bienestar mental, recuerde que no puede cumplir con todos los roles en su vida: padre, maestro, chef, consejero. Acuda a profesionales que le puedan ayudar, como el consejero escolar o un pediatra ".

Utilice un Horario Constante Cuando sea Posible y Siempre Escuche la Opinión de su Hijo

La consistencia y un horario confiable pueden ayudar a reducir la ansiedad en los niños, al mismo tiempo que les proporcionan un plan diario de actividades.

“Trate de ser lo más constante posible. He visto que es algo que ayuda mucho a reducir la ansiedad”, dice Messina. “Los niños no saben, dependiendo de su edad en particular, cómo automodularse, así que necesitamos hacerlo por ellos. Y si logramos hacerles sentir que nada ha cambiado y todo está marchando de lo más normal posible, les estamos haciendo un gran favor al proporcionarles tanta estabilidad".

Al estructurar el día de su hijo y crear un horario factible, Messina sugiere incluir a su hijo en la conversación.

“Cuando tenga algo de flexibilidad, le recomiendo encarecidamente que resuelva los problemas de manera colaborativa con sus hijos. Invítelos a la conversación, porque es más probable que cumplan con sus deberes y genere más compromiso si les dice cosas como: '¿Qué más vamos a hacer?’”, Dice Messina. “No creo que sea realista establecer una jornada escolar de ocho horas que refleje lo que tenían en la escuela, ¿cierto? Así que tal vez pueda ser algo flexible. ¡Pregúnteles qué es lo que les gustaría! A menudo, como padres, nos sentimos muy responsables de generar soluciones. ¡Pregúntele a la persona por la que está tratando de resolver el problema! Solo hágalo."

Si está interesado en hablar más con Chris Messina sobre cómo manejar los asuntos de horario virtual de su hijo, o necesita la ayuda de Landerholm Family Law, no dude en ponerse en contacto con nuestra firma.

Categories: