Como comunicarse efectivamente con su abogado

undefinedSi se encuentra en una situación donde es necesario contratar un abogado de ley familiar, ya sea debido a un divorcio, un caso de custodia de niños, o un asunto de planificación patrimonial, es probable que sienta una multitud de emociones diferentes: abrumado, estrés, angustia o enojo. Para muchas personas, el aspecto emocional de su juicio personal es bastante difícil sin sentir la presión de necesitar representarse a sí mismo o manejar el asunto solo. Es por esta razón que contratar a un abogado de ley familiar para que lo guíe a través de las legalidades de su caso individual puede resultar muy beneficioso: un abogado puede quitarle mucha presión al asumir los aspectos legales de su caso y defender su mejor interés en el tribunal de justicia.

Debido a la importancia de esta relación de cliente y abogado, no podemos enfatizar lo suficiente lo beneficioso que es para su caso saber cómo comunicarse efectivamente con un abogado cuando comienza su caso. Le damos una lista de consejos para tener en cuenta para garantizar que su tiempo y dinero se utilicen bien, mientras al mismo tiempo garantizando el mejor resultado:

Establecer la mejor forma de comunicación:


Una buena manera de comenzar su caso es de discutir la mejor forma de comunicación con su abogado durante su cita inicial y/o durante su cita después de contratarlo. Cada abogado será diferente en como ellos prefieren comunicarse con sus clientes y por cual medio resulta en las repuestas más rápidas. Mientras algunos abogados prefieren correos electrónicos, algunos prefieren llamadas, o citas en persona. También es importante recordar que, mientras su caso es importante y su abogado se asegurará absolutamente de que cada paso del proceso se maneje de manera oportuna, es posible que no estén disponibles para usted en todo momento durante el día - es probable que tengan otros reuniones, llamadas telefónicas o audiencias para coordinar en sus propios calendarios. Por esta razón, pregúntele a su abogado si las llamadas sin cita funcionan para ellos, o si es preferible comunicarse con la oficina con anticipación y programar una cita para más adelante en el día o la semana. Muchas veces, tener una cita programada, ya sea en persona o por teléfono, ayudará a asegurar que ambas partes estén disponibles, y que tendrá el tiempo y atención indivisas de su abogado.

Comprenda cómo la comunicación afecta la facturación:

Cada despacho de abogados tendrá pequeñas diferencias en la forma en que determinan el depósito inicial de retención para el caso de cada cliente, así como en la forma en que realizan la facturación después. En la mayoría de los casos, un abogado determinará su depósito inicial basado en los detalles de su caso que proporcione durante su reunión inicial y la complejidad y el trabajo previstos que conllevará su asunto. Una vez depositado, su abogado le facturará de acuerdo con la cantidad de tiempo que pasan trabajando en su caso, hasta que su depósito de retención se ha gastado.

Idealmente, su depósito de retención durará todo el caso y no se necesitará ningún depósito adicional, pero esto depende en gran medida de la cantidad de tiempo que su abogado toma con asunto. Por lo tanto, si envía un correo electrónico o llama a la oficina varias veces al día, es probable que su abogado le facture los minutos u horas que están gastando para responderle, además del trabajo que están haciendo en su nombre que no ve, como comunicarse con el abogado de la parte contraria, adquirir los documentos necesarios para organizar la mediación o las audiencias, etc. No es raro que los honorarios sean un punto de disputa entre la relación del cliente y el abogado, sin embargo, esto se debe con mayor frecuencia a falta de comprensión de las tarifas de facturación del despacho, las políticas de facturación y la cantidad de tiempo que se dedica al caso. Para evitar confusiones o malentendidos, discuta estos detalles con su abogado desde el principio para que ambas partes puedan comunicarse y trabajar juntas hacia un objetivo común de la manera más efectiva posible.

undefinedCompilar una lista escrita de preguntas:

Con los puntos anteriores en mente, una gran táctica para emplear cuando se comunique con su equipo legal es compilar una lista escrita de preguntas que le gustaría revisar para que cada correo electrónico, llamada telefónica o reunión en persona sea organizada y productiva, mientras manteniendo las tarifas de facturación lo más bajas posible y ahorrando tiempo para ambas partes. En lugar de enviar un correo electrónico a su abogado cinco veces durante el día con preguntas individuales y, de esa manera el abogado está acumulando su factura, escriba todas las preguntas, inquietudes o temas que desee discutir cuando sea necesario para que puedan abordarse durante una sola sesión.

A menudo, la falta de comprensión sobre cómo funciona el proceso legal, o el hecho de no saber dónde se encuentra uno en el proceso es lo que crea una sensación de preocupación en los clientes. Si bien un abogado debe tomar todas las medidas posibles para mantener a su cliente al tanto de dónde está su caso y cuáles son los próximos pasos, tenga la costumbre de revisar estos puntos al final de su conversación con su abogado. Por ejemplo, hacia el final de una reunión, pregúntele a su abogado dónde está en el proceso, cuál es el siguiente paso en el proceso y cuál debe ser su parte en ese proceso. Tener este plan y comprensión mutua sobre el desarrollo del caso ayudará a crear una sensación de confianza y facilidad.

Si tiene preguntas o preocupaciones con respeto a su caso, es importante que se sienta cómodo al acercarse a su abogado para discutir lo que está pensando. Es buena práctica permitirle a su abogado por lo menos 24 horas para responder a un correo electrónico o una llamada telefónica, pero si siente que no lo mantienen actualizado o le brindan las respuestas o el apoyo que necesita de manera oportuna, no lo haga. No se preocupe expresarle esta preocupación. La mayoría de las veces, su abogado puede no haber sido consciente de su sentido de urgencia, se disculpará por cualquier falla en la comunicación y estará entusiasmado por descubrir un sistema entre ustedes dos que funcione para todos.

Trate de mantenerse lo más profesional posible:

No es raro que los clientes paguen por los servicios de un profesional legal y asuman que su depósito de retención pagado significa que su abogado ahora será su principal confidente y sistema de apoyo en todos los aspectos del caso. Mientras que su abogado será comprensivo con su caso y estará feliz de prestar atención durante los momentos angustiosos que requieren acciones legales, es importante recordar que no son especialistas en salud mental y que pasar horas en el teléfono ayudándolo a superar situaciones emocionales no se incluyen exactamente en el paquete.

Los abogados de ley familiar son personas con experiencias y emociones como usted; después de todo, la mayoría de los abogados de ley familiar eligen esta rama del ley porque tienen un gran corazón para las personas que atraviesan dificultades, la unidad familiar y la conexión interpersonal.Con eso dicho, aunque su abogado ciertamente empatiza con usted, su tiempo es valioso y su trabajo es seguir siendo defensores imparciales y profesionales legales. Su objetivo principal es comprender su caso y luchar por sus derechos legales. Mientras que las emociones y los deseos se entremezclan absolutamente con este deber, es mejor discutirlos extensamente con un sistema de apoyo compuesto por amigos y familiares, en lugar de su equipo legal. Simplemente, mantener a su abogado por teléfono durante horas para hablar sobre su estado emocional le costará, ya que puede considerarse un tiempo facturable. Para evitar esto, abstenerse de contactar a su abogado cada vez que usted y su ex tengan una disputa que los deje frustrados. Más bien, es mejor reunir sus pensamientos, hacer esa lista de preguntas e inquietudes que considere relevantes para su caso legal y comunicarse con su abogado cuando esté listo para discutir la estrategia.

Se debería notar: los asuntos de ley familiar son emocionales, y eso está bien. Está bien mostrar estas emociones a su equipo legal durante los momentos difíciles: realmente entienden y están dispuestos para ayudarlo. Los abogados de Landerholm personalmente entienden que desafiantes pueden ser los asuntos de ley familiar: somos un equipo de personas que han vivido las dificultades del divorcio, la custodia, la muerte y el dolor del cambio.

Sin embargo, hay una diferencia entre mostrar emoción al discutir un tema difícil y desahogarse con su abogado durante horas mientras procesa sus pensamientos. Aunque si podemos empatizar, asegúrese de que el tiempo que pase con su abogado esté orientado a acciones legales y no a desahogarse o procesar.

Si llega el momento en que es necesario contratar a un abogado de ley familiar, asegúrese de establecer una comunicación abierta y honesta desde el principio. Las evaluaciones de casos son un momento en el que usted, como cliente potencial, debe entrevistar al abogado con el que se está reuniendo sobre su estilo de comunicación, su proceso de facturación y cómo pueden trabajar con usted para garantizar que haya una relación sólida de abogado cliente durante la totalidad del caso.

Categories: